La tristeza y la depresión no son lo mismo. Es importante poder identificarlo para pedir ayuda a un profesional, en caso de ser necesario

La tristeza es una respuesta emocional adaptativa ante una situación que nos genera dolor o pérdida. La depresión por el contrario, afecta la salud mental, es un trastorno del estado de ánimo, no es un simple bajón del estado emocional. Aunque cada persona lo vive de una manera diferente, los síntomas en general pueden ser:

– Períodos prolongados de estado de ánimo bajo.
– Disminución drástica sobre el interés en aquellas actividades que antes generaban placer y eran interesantes.
– Cambios importantes en la alimentación y el peso de la persona.
– Alteraciones en el patrón del sueño.
– Sentimientos y pensamientos asociados a no sentirse merecedor de las cosas o creerse inútil.
– Sentirse culpable o pensar sobre ello de manera excesiva.
– Problemas de concentración, claridad y toma de decisiones.
– Pensamientos recurrentes de muerte, suicidio y/o conductas asociadas a atentar contra la vida.

Es importante buscar apoyo profesional para reestablecer el bienestar físico y emocional. Pedir ayuda es sano y está bien.

Si deseas una cita con la psicóloga María Camila Giraldo, contáctala aquí.