Nuestro ritmo de vida actual es tan acelerado que creemos que es imposible encontrar esos momentos de tranquilidad y seguridad, en los que podemos sentirnos relajados y protegidos. Puedo decirte que sí es posible, el secreto está en conectar con las cosas simples de la vida. Hablemos de eso aquí

Muchos de nosotros nos sentimos tranquilos:

  • Escuchando nuestra música favorita.
  • Tomando café/chocolate o metidos en las cobijas por las mañanas.
  • Caminando descalzos en el pasto o la arena.
  • Contemplando un atardecer o un paisaje muy hermoso.
  • Sintiendo el agua caliente o fría de la ducha, o el agua de mar.
  • Con un masaje en el pelo o en el cuerpo.
  • Teniendo un amuleto que nos conecte con esa creencia de seguridad y paz.

Hay muchas formas y depende de cada persona. Te invito a que trates de hacer un “escáner” y traer hacia tu mente esas cosas que A TI te dan tranquilidad y sosiego.

¿Por qué?

  • Porque para el ser humano es muy importante sentirse cuidado y protegido, y conectarnos con eso nos ayuda en nuestro bienestar.
  • Para que seas consciente de que sí puedes hacerlo. Tú sí tienes estos espacios y puedes llegar a conectar con ese estado. No necesitas grandes cosas para que suceda.
  • Para que aprendas a reconocer esas cosas que te generan tranquilidad y acudir a ellas en un momento importante o difícil.

Reflexiona y encuentra qué te funciona. Te dejo un mensaje especial en audio que puede ayudarte.

Maria C Giraldo, psicologa. Manizales, Colombia.